La Cruz Roja Colombiana es una institución humanitaria, independiente, privada y sin ánimo de lucro. Cuenta con productos y servicios los cuales comercializa con el fin de obtener recursos para desarrollar su labor humanitaria. Sus acciones corresponden a las necesidades cambiantes de la ciudad de Tunja y el departamento de Boyacá.

Como miembros del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, desarrollamos acciones tendientes a prevenir el sufrimiento humano en todas las circunstancias; proteger la vida y la salud de las personas y, favorecer la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y la paz duradera.

FOTO 1

En el año 1859 el ginebrino Henry Dunant, en un viaje por Italia, llegó a Solferino cuando austriacos , franceses e italianos acababan de librar una batalla. Conmovido por el abandono de miles de heridos trató de prestarles asistencia y solicitó ayuda de la población. Más tarde en su impresionante relato “Recuerdos de Solferino” que rápidamente sería célebre, propuso que se fundase sociedades voluntarias de socorro, destinadas a apoyar a las sanidades militares de los ejércitos. Además Dunant recomendó que las actividades de esas sociedades fueran refrendadas por un Convenio Internacional.

En Febrero de 1863, la Sociedad Ginebrina de Utilidad Pública designaba una comisión encargada de estudiar los medios para darle un efecto práctico a las sugerencias contenidas en el libro Recuerdo de Solferino. Los miembros de esta comisión, conjuntamente con Henry Dunant, eran cinco: el General Guillaume Henry Dufour, el Sr. Gustave Moynier y los Doctores Louis Appia y Theodore Maunoir. La Comisión se reunió por primera vez en febrero de 1863 y tomó la decisión de constituirse en un organismo autónomo adoptando el nombre de Comité Internacional de Socorros a los Heridos, naciendo entonces lo que en el futuro sería conocido como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La Cruz Roja Internacional actuó formalmente como resultado de la Conferencia Internacional de Ginebra, reunida en octubre de 1863, planteando la necesidad de establecer convenciones que permitieran auxiliar a los heridos en los campos de batalla y dar carácter neutral a los cuerpos encargados de prestarles socorro. Se escogió un símbolo idéntico para que todos los países distinguieran sus cuerpos de personal sanitario, hospitales y ambulancias. La Conferencia escogió una bandera con campo blanco y una Cruz Roja en el centro, inversión del pabellón suizo, en homenaje a la nacionalidad de Henry Dunant.

La historia de la Cruz Roja Colombiana, no lejos de los inicios de la existencia del CICR y las Sociedades Nacionales, marcó su destino con el primer asomo de esperanza en medio de la batalla de Palonegro (Santander) llevada a cabo entre el 11 y el 25 de mayo de 1900, durante la Guerra de los Mil Días, cuando un puñado de médicos liderados por el Doctor Putnam y con unas improvisadas ambulancias en forma de carruaje de cuatro ruedas haladas por dos caballos cada una y en sus costados pintados dos cuadrados sobre fondo blanco y en cada uno una cruz roja con cinco cuadrados en señal de protección, abrazaron la misión de asistir a los cientos de heridos que quedaban a lo largo del campo de batalla, sin importar su afiliación política. Este hecho puesto años más tarde ante la asamblea de la Sociedad Medica reunida en la ciudad de Medellín en 1913, marcando el inicio de la tarea de fundar en Colombia la Cruz Roja.
Impulsada la idea por los Doctores Adriano Perdomo e Hipólito Machado nació oficialmente el 30 de julio de 1915 en el Teatro Colón de Bogotá, bajo el postulado de que “todos somos seres humanos” y la afirmación de que en nuestra patria también es necesaria la existencia de una organización dedicada a “prevenir y aliviar los horrores de la guerra”, formada a imagen y semejanza de la institución de ayuda más extensa del mundo, partícipe de los mismos principios de humanidad, neutralidad e imparcialidad, nutricios de la originada en Suiza.
Desde entonces hasta nuestros días el propósito de aliviar y prevenir el sufrimiento humano de quienes habitan en Colombia es la constante del servicio de la institución:

Misión

Salvar vidas, prevenir y aliviar el sufrimiento humano en todas las circunstancias fortaleciendo las capacidades comunitarias, promoviendo una cultura de paz, la inclusión social, la salud, la gestión del riesgo de desastres, adaptación al cambio climático, la educación, los derechos humanos y el derecho internacional humanitario; con el compromiso y el espíritu humanitario de los voluntarios bajo los Principios y Valores de la Institución.

Visión

En el 2020 la Sociedad Nacional de la Cruz Roja Colombiana será una institución humanitaria, incluyente y sostenible, que trabaja en red, con excelencia e innovación, reconocida en el país y en el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, por su contribución a una cultura de la paz y la reconciliación, al fomento de la resiliencia en los más vulnerables y al respeto y promoción de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

Proclamados en Viena en 1965, los siete Principios Fundamentales crean un vínculo de unión entre las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Los Principios Fundamentales garantizan la continuidad del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y su labor humanitaria.

1 – Humanidad

El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla, se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias.

Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

2 – Imparcialidad

No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni credo político. Se dedica únicamente a socorrer a los individuos en proporción con los sufrimientos, remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgentes.

3 – Neutralidad

Con el fin de conservar la confianza de todos, el Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo tiempo, en las controversias de orden político, racial, religioso o ideológico.

4 – Independencia

El Movimiento es independiente. Auxiliar de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometido a las leyes que rigen los países respectivos. Las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento.

5 – Voluntariado

Es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

6 – Unidad

En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

7 – Universalidad

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.

La Junta Directiva de la Cruz Roja Colombiana Seccional Boyacá, el día 19 de agosto del año en curso, eligió por mayoría absoluta al Doctor Luis Francisco Espinosa Sánchez, como nuevo Presidente y Representante Legal de la Institución.
Igualmente, en dicha reunión se reorganizó la directiva institucional, quedando conformada así:
-Dr. Francisco Espinosa Sánchez, Presidente Seccional y Representante Legal

Dr. Francisco Espinosa Sánchez, Presidente Seccional y Representante Legal

Dr. Francisco Espinosa Sánchez, Presidente Seccional y Representante Legal

-Dra. Beatriz Bernal Suárez, Primera Vicepresidenta y Representante Legal Suplente
-Ing. Víctor Manuel Ríos, Segundo Vicepresidente y Representante Unidades Municipales
-Dr. Homero Numpaque P, Vocal
-Dra. Ingrid Langebeck, Vocal
-Sra. María Josefa de Ortegón, Representante Seccional de Damas Grises
-Lic. Diana Roa T, Representante Seccional de Juventud
-Sr. Luis Hernando Ramírez A, Representante Seccional de Socorrismo
-Dr. Víctor Manuel Fonseca Álvarez, Secretario de la Junta Directiva y Director Ejecutivo Seccional